coronavirus viajes empresa

¿Cómo afecta el Coronavirus a los viajes de negocios?

El mundo ha entrado en una emergencia sanitaria mundial, como declaró la Organización Mundial de la Salud hace aproximadamente un mes, el 30 de enero de 2020, y el pánico sigue creciendo.

Los efectos angustiosos de este brote están aumentando rápida y alarmantemente. Ya que los casos en todo el mundo se han confirmado en más de dos docenas de países, que van desde países asiáticos vecinos a Europa hasta los Estados Unidos.

La nueva cepa del coronavirus que se originó en diciembre de 2019 en la ciudad china de Wuhan esta adquiriendo mucha atención porque plantea muchas incógnitas. Y ha estado infectando a multitud de personas a un ritmo asombroso. Ya que, además de las 80.000 personas infectadas y los casi 3.000 muertos por esta reciente epidemia sólo en China, también hay miles casos no identificados pero sospechosos en todo el mundo.

Con esta emergencia global, recientemente, un oficial del Centro de Control de Enfermedades de EE.UU. comentó sobre el tema, diciendo que la pregunta no debe ser sobre si el virus se convertiría en una pandemia global, sino más bien cuando… Ya que este viene con una gran cantidad de amenazas, tanto en lo que respecta a la salud humana como a en lo relativo al impacto en la frágil economía global que tenemos hoy en día. Puesto que esto provocaría que la economía se paralizara potencialmente; así como viajeros paranoicos y restricciones de movimiento entre países.

Este artículo analiza cómo el coronavirus podría impactar en el mundo de los viajes de negocios e informar sobre las precauciones que podrían tomar mientras cruzan las fronteras durante los próximos días, semanas y meses.


Lo primero es lo primero… ¿Qué es el coronavirus?

El coronavirus es miembro de una gran familia de virus, que causan enfermedades tanto en humanos como en animales. Para los humanos, la amenaza
que el coronavirus pone en los sistemas respiratorios tiene el potencial de ser bastante grande. Pudiendo ser asintomático o simplemente apareciendo como un resfriado común…

Aunque hay casos más críticos en los que habrá síntomas similares a los de enfermedades más graves como la neumonía o el Síndrome respiratorio agudo severo (SARS). Este virus, también llamado COVID-19, es el más infeccioso recientemente descubierto, con síntomas típicos como fiebre, tos, problemas para respirar, y dolores o molestias. Contrayéndose a través del contacto con una persona infectada. Y en particular, a través de las gotas respiratorias de alguien que se ponga a toser. Haciendo así, que se extienda muy rápidamente.

coronavirus viajes de empresa

¿Como afecta a los viajes de negocios?

Debido al coronavirus, las industrias de viajes y turismo están siendo fuertemente golpeadas. Y, sobre todo, las aerolíneas. Puesto que los viajeros de negocios de todo el mundo están encontrando muchas dificultades si sus vuelos involucran a un país asiático, ya sea como un destino final o teniéndolos como escala.

Debido a la histeria que rodea a la enfermedad, ha habido una disminución significativa de la cantidad de vuelos reservados en cualquier lugar cerca de China. Además, las aerolíneas están tratando de ayudar a detener la propagación de la enfermedad reduciendo la cantidad de pasajeros que vuelan cada
día.

Hasta ahora, se han cancelado alrededor de 200.000 vuelos y al menos setenta y tres aerolíneas han cancelado vuelos a China. Provocando que desde el 23 de enero al 13 de febrero, el número de salidas y llegadas diarias de vuelos nacionales e internacionales en China hayan disminuido enormemente. Comenzando con 15.072 y terminando en 2.004, según Flightradar24, una empresa que recoge datos de este sector. Numerosas aerolíneas están suspendiendo sus vuelos a China hasta mediados de abril. Y otras tantas, incluyendo algunas de las principales aerolíneas de los Estados Unidos– American, United, y
Delta, también están suspendiendo todos los vuelos a Hong Kong.

A partir de ahora, la suspensión se supone que durará menos de dos meses, pero dependiendo de la progresión de la epidemia, esta podría extenderse.

En cuanto a los viajes de negocios, será difícil y más caro para las empresas el encontrar vuelos para asistir a conferencias y reuniones internacionales en el
lugar y tiempo deseados hasta que la propagación del virus se ralentice enormemente.

No sólo los vuelos se ven muy afectados por este brote, sino que, según Forbes, grandes empresas como McDonalds, Starbucks y Disney ya han suspendido sus negocios en China, junto con marcas como H&M, que está cerrando algunos miles de sus tiendas ubicadas en el país. Facebook y Microsoft ya han restringido los viajes de sus empleados hacia y desde China, limitando fuertemente los viajes de negocios. Por ello, los organizadores de reuniones y convenciones están luchando con la decisión de seguir o no adelante con los eventos programados que incluyen a los asistentes globales, y las corporaciones sopesan su asistencia.

Aquellos que han estado viajando, no pueden evitar notar el pánico y la precaución que este virus y la cobertura de los medios de comunicación sobre él ha infundiendo en la sociedad global.

El fundador y presidente de Executive Travel, Steve Glenn, dijo que «la gente llevaba máscaras faciales en todas partes» en una convención a la que asistió en Frankfurt a principios de este mes. «No mucha gente en Europa ha sido infectada aún por el coronavirus, pero su efecto ya se puede ver de muchas maneras aquí», dijo. «La asistencia se redujo en un 25 por ciento por algunos expositores. Creo que la economía mundial se verá muy afectada por el virus durante la primera mitad de 2020».

Los expertos económicos están de acuerdo en que el nuevo coronavirus no es sólo una causa de preocupación debido a la rápida propagación de la enfermedad. El impacto económico que la enfermedad está causando podrían sentirse en todo el mundo.

Diane Swonk, la economista jefe de Grant Thornton comentó sobre el tema: «Puede que todavía no se llame una pandemia de salud, pero es una pandemia económica». Existe el riesgo de que se produzcan daños considerables en las economías que crecen a un ritmo lento o, como en el caso de países como Italia, Alemania y Japón, que ya corren el riesgo de una recesión, los brotes de COVID-19 podrían llevarlos al límite, arrojándolos a la confusión económica. Ya que, en caso de recesión, los negocios se ven amenazados. Y la propagación del coronavirus ya ha empezado a afectar a las empresas. Sobre todo, las empresas de automoción y tecnología, las cuales se han visto especialmente afectadas.

Cuando las empresas tienen una ruptura tan dura como esta, comenzarán a recortar gastos innecesarios. Desafortunadamente, esto puede incluir despidos o reducción de viajes de negocios. Aquellos que normalmente viajan con su compañía pueden encontrarse más parados que de costumbre durante la dispersión del virus.

Desafortunadamente, la explosión de los medios sociales ha acelerado drásticamente la difusión de las noticias, especialmente en momentos de pánico. Y el COVID-19 no es una excepción a esto. A menos que el informe de noticias provenga de una fuente creíble, como la Organización Mundial de la Salud o el Centro de Control de Enfermedades, es recomendable que la información que se encuentre en Internet sea revisada dos veces, ya que muchas fuentes tienden a exagerar. Esta desinformación puede causar temor e incertidumbre innecesarios en muchos, lo que puede ser particularmente peligroso para los líderes empresariales que toman decisiones erróneas basadas en información engañosa. Por lo que los viajeros de negocios deben asegurarse de mantenerse informados por hechos y no por rumores, y no preocuparse cada vez que suben a un avión.

Entonces, ¿los viajes de negocios son seguros?

Sin duda alguna, los viajeros de negocios que recorren el mundo deben ser conscientes del virus y evitar las zonas muy pobladas. Por el momento, países como Canadá, Estados Unidos y Australia han advertido a los ciudadanos que eviten todos los viajes no esenciales a China y la provincia de Hubei debido a las muy estrictas restricciones de viaje y movimiento.

Aquellos que han visitado China después del 1 de febrero de 2020, están sujetos a cuarentena al llegar a varias naciones.

Es necesario comprender que la posibilidad de adquirir esta infección fuera de China o específicamente del epicentro de la epidemia, la provincia de Hubei, es baja a menos que la actividad del virus continúe aumentando en otros países. Hay pocos casos aún presentes en países europeos como Italia, Francia y Alemania, ya que los ciudadanos han visitado recientemente China o han estado en contacto con una persona infectada. Cada día, el número de casos fuera de China está creciendo. El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dicho que el repentino aumento de casos en países fuera de China es «profundamente preocupante». Lo mejor que pueden hacer las empresas y los viajeros de negocios es vigilar su destino y decidir si es o no un alto riesgo viajar allí. Por el momento, es imperativo actualizar las prohibiciones y reglamentos de viaje de cada país y aerolínea, ya que el virus y sus efectos a largo plazo plantean muchas incógnitas a los funcionarios de salud de todo el mundo.


Para evitar contraer el COVID-19 a través de los viajes de negocios, las personas deben practicar regularmente medidas de precaución sobre enfermedades respiratorias. Esto incluye una adecuada higiene de las manos, ya sea con agua tibia y jabón para matar cualquier virus que pueda haber en sus manos, o un desinfectante de manos a base de alcohol. Los estornudos y la tos deben dirigirse al codo para que no queden gotas de líquido en el aire. Como las manos tocan muchas superficies durante el día, tenga la precaución de no tocarse los ojos, la nariz y la boca para evitar que los virus entren en el cuerpo. Manténgase a una distancia de tres pies de los infectados, según la Dra. Carmen Dolea, Jefa de la Secretaría del IHR en la Organización Mundial de la Salud. En cuanto a las máscaras, son muy útiles para los enfermos y evitan que el virus se siga propagando.

Artículo escrito por Maddy Lenaerts y Olivia Ahlborg para Vyootrip

Ir arriba